Etiquetas

domingo, 1 de diciembre de 2013

La Welwitschia

La welwitschia (Welwitschia mirabilis) es una de las plantas más extrañas del mundo.Viven en el desierto de Namib, en Namibia y Angola.Posee un grueso tronco con solo dos hojas que se van rajando con la edad y que no paran de crecer hasta la muerte de la planta. Suelen vivir más de mil años, incluso llegar a los 2000. Suele medir unos 2 metros de diámetro.Esta especie es dioica, es decir, que el macho y la hembra están separados.Para poder hidratarse, en las hojas tienen un sistema de pequeños pelos para absorber el agua de la niebla nocturna.
File:Welwitschia mirabilis.jpg

Sus semillas suelen medir algo más de 2 centímetros y están cubiertas por una hoja transparente para protegerlas.Es muy difícil hacer que una semilla pueda germinar en su hábitat natural ya que tiene que mantenerse con humedad los primeros 15 días y a la vez tiene que tener calor y luz.Suele tener huevos del hongo aspergillus niger que provoca que parte de la planta se seque o se muera, ese hongo es muy contagioso, por eso no se permite su cultivo fuera de su hábitat a excepción de jardines botánicos especializados.



















La welwitschia apareció en el jurásico medio y fue muy abundante, pero, el clima de su zona se secó y todos sus parientes se extinguieron.Su tamaño varía dependiendo de las precipitaciones, cuantas más lluvias haya, menor es la planta.Actualmente se transportan a multitud de jardines botánicos en todo el mundo, a pesar de ello, la welwitschia está en peligro de extinción debido a la dificultad para que sus semillas puedan crecer en su hábitat.

File:Welwitschia mirabilis(2).jpg



1 comentario:

  1. Algo más de 15 años llevo cultivando esta maravilla. Las plantas nacieron siempre de semillas compradas a un proveedor legal con plantas madre (Silverhill). En zonas donde no hay heladas el sur de España se cultiva perfectamente. Precisa de riegos continuos (con sustratyo seco) y macetas muy altas para sus largas raíces. La tierra sobre la que se cultiva es mayoritariamente mineral, donde la arena silícea es el componente principal.
    Hasta el momento no he visto ningún botánico con un ejemplar sacado de la naturaleza. Tanto en el de Madrid como en Berlín, los ejemplares son jóvenes cultivados de semillas.
    Al igual que sucede con otras plantas donde no nacen nuevos ejemplares silvestres en su hábitat (p.ej.:drago canario y de Socotra), el cultivo de coleccionistas y aficionados a partir de semillas, puede contribuir a la preservación de las especies, siempre que se respete el código ético contenido en CITES.

    ResponderEliminar